Caldo de carne

width=
 

Que bien sienta un caldito bien caliente con el frío que hace fuera!!
Hay múltiples formas de preparar un buen caldo pero la base es siempre la misma: Huesos, vegetales y agua. A partir de allí, podemos añadir ingredientes según el uso que le queramos dar.
 
En esta ocasión os muestro la receta base de un fondo claro. Utilizaremos por un lado huesos de caña de ternera, dado su gran contenido de tuétano nos aportarán un estupendo sabor a nuestro caldo. Por el otro lado añadimos carcasas y espinazo de Pollo o gallina. Sé que tal vez no es muy apropiado mezclar Pollo y carne, pero a mí resulta más completo. Puedes limitar tu caldo solo usando huesos de ternera, o solo Pollo… cada uno por lo general crea con el tiempo su propia versión. Como hortalizas, los más usados en caldos son la zanahoria, la cebolla y el apio. Yo personalmente echo también nabo, puerro y un poco de col.
El secreto para obtener un caldo de calidad consiste en dos puntos principales: Comenzar la cocción con agua bien fría y una lenta cocción durante 3 a 4 horas en cazuela abierta.
 
Sencillísimo, para disfrutar solo o como base de otros platos. Un básico que no puede faltar en tu recetario!
 

Ingredientes

(para hacer 1 litro aprox. de caldo)

  • 1,5 a 2 litros de agua
  • 4-5 carcasas o espinazos de pollo / gallina
  • 2-3 huesos de caña de ternera
  • 3 Zanahorias
  • 1 puerro
  • 2 cebollas
  • 1 rama de apio
  • 1 nabo
  • 1/3 de col
  • 3 ramas de Perejil
  • Pimenta en grano (opcional)
  • 4 pizcas holgadas de sal


width=
 

Un básico que no puede faltar en tu recetario!

width=
 

 

width=

1Lavamos y preparamos todos los ingredientes.

width=

2Cortamos las hortalizas en trozos grandes, excepto la cebolla que dejamos con un poco de piel.

width=

3Introducimos en una olla grande primero los huesos, las carcasas y espinazos de pollo…


width=

4…y luego las hortalizas y el perejil.

width=

5Llenamos la olla con agua fría hasta cubrir los ingredientes (1,5 a 2 litros).

width=

6Añadimos la sal y opcionalmente la pimienta en grano.


width=

7Vamos calentando hasta que empieza a hervir. Bajamos el fuego. Solo debe burbujear ligeramente.

width=

8Sobre todo al principio los hueso sueltan espuma. Debemos desespumar con frecuencia con una espumadera.

width=

9Terminamos la cocción a fuego lento durante 3 a 4 hora a cazo descubierto.


width=

10Colamos el caldo. Si queremos podemos aprovechar parte de los ingredientes sólidos para incluir “tropezones a nuestro caldo.

width=

11Podemos observar una capa de grasa importante. Para eliminarla, dejamos enfriar preferiblemente durante la noche en la nevera.

width=

12Por el frío, la capa de grasa quedará más solida y nos facilita la retirada con un cucharón.


width=

13Una ves desgrasado, corregimos a gusto de sal y listo.

width=

14Servimos solo, o con fideos y algunos tropezones. Buen provecho!


 

  • Comenzar la cocción con agua bien fría es importante, de esta forma se evita que coagulen demasiado rápido las proteínas del hueso lo que impediría que la gelatina y los demás nutrientes que contiene el hueso pase correctamente al caldo.
  • Si cueces el caldo a fuego demasiado alto, se volverá turbio y obtendrá un aspecto poco apetitoso, así que mejor tomate el tiempo y deja que se haga lentamente.
  • Puedes congelar el caldo en raciones pequeños, esto puede ser muy práctico para la elaboración de cualquier plato.
  • También puedes hacer cubitos de hielo de tu caldo. En este caso deja que el caldo se reduzca a la mitad, para que sea muy concentrado. Es muy útil y puede sustituir la utilización de los cubitos de caldo comerciales.
Síguenos en: