Christstollen

La historia de este típico dulce navideño alemán se remonta al año 1329, en esta época se elaboraban aún de manera muy pobre a base de agua, avena y aceite de colza, dado que la tradición católica no permitían la ingesta de leche y mantequilla durante los periodos de ayuno. No fue hasta el año 1419 que el Papa Inocencio VIII permitió el uso de la mantequilla mediante la llamada “carta de mantequilla” (Butterbrief). Con los años se fueron añadiendo más ingredientes como los frutos secos, y los frutos confitados.
 
Hoy en día el Christstollen es uno de los dulces navideños más conocidos. Se comienza a degustar en la época del adviento. Su forma típica junto con el espolvoreado de azúcar glass simboliza el niño Jesús envuelto en pañales.
 
La elaboración no es muy difícil, pero sí larga, dado que la masa debe reposar en varias ocasiones, pero os aseguro que vale la pena. Además bien conservado, podemos almacenarlos fácilmente hasta dos meses. En mi casa lo solemos tomar como un trozo de pan untado con mantequilla. Probadlo, está buenísimo!

 

Ingredientes
(Para 2 Stollen medianos)
  • 500 gr harina
  • 50 gr levadura fresca
  • 200 ml leche templada
  • 50 gr azúcar
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita (tsp) aroma de vainilla
  • Ralladura de ½ limón
  • ¼ cucharadita (tsp) sal
  • 200 gr mantequilla en pomada
  • 100 gr harina
  • 175 gr pasas
  • 50 gr almendras troceadas
    (en cubitos)
  • 50 gr limón confitado
  • 25 gr naranja confitada
  • 10 ml Ron
  •  
    Para decorar

  • 80 gr mantequilla
  • 100 gr azúcar glass



 

Su forma típica junto con el espolvoreado de azúcar glass simboliza el niño Jesús envuelto en pañales

 

Fase 1 (con reposo de 20 minutos)

1Tamizamos la harina en un bol grande y hacemos un hueco en medio con una cuchara.

2 Desmenuzamos la levadura fresca dentro y tapamos con un poco del azúcar indicado (no todo).

3Añadimos la leche templada removiendo con un tenedor, lo justo para disolver la levadura y mezclar un poco de harina desde los bordes.


 

Fase 2 (con reposo de 40 minutos)

1Cascamos el huevo en un bol pequeño.

2Añadimos el resto del azúcar, la sal, la ralladura de limón y el aroma de vainilla.

3Batimos brevemente hasta que todo quede bien mezclado.


4Destapamos el bol con la masa inicial, que habrá aumentado considerablemente.

5Amasamos todo junto con la mezcla de huevo hasta conseguir una masa uniforme que se despega fácilmente de los bordes. (unos 10 minutos)

6Tapamos nuevamente con un paño y dejamos reposar en un lugar cálido sin corriente durante 40 minutos.


 

Fase 3 (preparación del relleno)

1Introducimos las pasas en un cazo pequeño y cubrimos con agua. Calentamos.

2Dejamos hervir durante unos 3 minutos, escurrimos y dejamos enfriar un poco.

3 Troceamos muy finamente la naranja así como el limón confitado.


4Juntamos en un cuenco las pasas, la fruta confitada y las almendras picadas.

5Añadimos el ron y mezclamos bien todos los ingredientes.

6Tapamos y dejamos reposar hasta que es precisa su utilización.


 

Fase 4 (con reposo de 30 minutos)

1Introducimos en un cuenco la mantequilla a temperatura ambiente y tamizamos encima los 100 gr de harina.

2Mezclamos ambos ingredientes con una cuchara hasta conseguir una masa pastosa.

3Destapamos el bol con la masa de levadura y añadimos la mezcla de harina y mantequilla que acabamos de hacer.


4Volvemos a amasar todo con la amasadora o bien con una batidora manual con varillas especiales (en este caso terminamos el amasado con la mano).

5La masa debe obtener una consistencia elástica pero firme. No se debe pegar a los bordes.

6Tapamos como en las anteriores ocasiones con un paño y dejamos reposar 30 minutos en un lugar cálido sin corrientes.


 

Fase 5 (con reposo de 30 minutos)

1Destapamos el cuenco, la masa debe haber ganado como mínimo el doble de su volumen.

2Volcamos la masa sobre la encimera y la aplastamos.

3 Esparcimos encima la mezcla de pasas, almendras y frutas confitadas.


4Amasamos con la mano hasta que la mezcla de pasas esté bien repartida.

5Volvemos a introducir en el bol…

6…y dejamos reposar nuevamente 30 minutos.


 

Fase 6 (con reposo de 20 minutos)

1Una vez que la masa haya vuelto a subir, dividimos la misma en dos partes iguales.

2Con un rodillo aplanamos el centro como muestra la imágen.

3Luego doblamos un extremo hacía el centro.


4Moldeamos ligeramente hasta conseguir la forma típica de este dulce.

5Colocamos ambas piezas en una bandeja forrada con papel de horno.

6Tapamos y dejamos reposar la última vez durante 20 minutos.


 

Fase 7 (horneado y decoración)

1Destapamos. Veremos que los “Stollen” han ganado nuevamente de volumen.

2Introducimos al horno precalentado a 200Cº.

3El tiempo de cocción es de 1 hora, pero puede variar ligeramente según cada horno.


4Es conveniente tapar a media cocción con papel albal para que no se tuesten demasiado.

5Poco antes de finalizar el horneado, derretimos la mantequilla (sin que hierva).

6Nada más sacar del horno, untamos generosamente y por todos los lados ambos “Stollen” con la mantequilla derretida.


7 Inmediatamente después espolvoreamos una capa gruesa de azúcar glass, procurando que quede bien impregnado por todos los lados (arriba, abajo, laterales).

8Dejamos enfriar por completo en una rejilla. Después los envolvemos en Film transparente y conservamos preferiblemente en una caja metálica bien cerrada.


 

  • Esta masa es ideal para hacerla con una amasadora tipo KitchenAid (usar el gancho para amasar a baja velocidad, max. 2), pero lógicamente se puede usar cualquier batidora con las varillas especiales de amasar. Sin embargo hay que tomar en consideración que los modelos convencionales no suelen ser muy potentes, y con una masa pesada, como la que estamos tratando, es fácil que se sobrecalienta. Por eso os aconsejo, terminar el amasado a mano, dando golpes fuerte a la masa (tirándola literalmente sobre la encimera), esto ayuda a hacer más elástica la masa. Es recomendable amasar un mínimo de 10 minutos en la fase 2 así como en la fase 4.
  • Indico siempre un reposado de la masa en un lugar cálido, lo que no significa un lugar “caliente”, que tampoco sería bueno. Yo suelo introducirla en el horno apagado, solo con la bombilla encendida. Esta forma me ha ido siempre muy bien
  • Dependiendo del tamaño del huevo, puede pasar que la masa nos quede demasiada seca (fase 2) Si esto fuera el caso, podemos añadir un poco más de leche templada.
  • Este dulce se hace preferiblemente unos 2 semanas antes de su consumación.

Síguenos en: