Crema de calabaza con picatostes

 

Pronto es Halloween, decoraremos nuestros hogares con calabazas, antes las vaciaremos, las recortaremos y las pondremos caras temerosas, graciosas o tal vez horribles… ¿Pero que haremos con las “entrañas” de la calabaza? Estos montones que sacamos y rascamos con mucho esfuerzo del centro… pues por la general me temo que terminan en la basura…¡Pero no hace falta tirar todo! Cuando yo empecé con esta tradición de Halloween, no era capaz de tirarlo y separé siempre cuidadosamente las pipas y tejidos que no servían. El resto fue directo a la olla con un poco de agua, luego añadía nata, lo hice puré y listo. No digo que os dé grandes cantidades (depende lógicamente del tamaño y las cantidades de las calabazas) pero uno o dos tacitas siempre salían y sabían a gloria… Aquí os lo dejo.

Ahora bien, voy a basar esta receta en cantidades un poco más copiosas. Mi receta es muy sencilla, no añado muchos ingredientes, para preservar el sabor tan único de esta estupenda hortaliza. He leído muchas recetas, casi todos echan patatas, zanahorias, cebolla, puerro, nuez moscada… a mí me sobra todo… soy fan absoluta de la calabaza con su sabor auténtico… antes en mi receta ni siquiera eché caldo, solo nata agua y sal, pero no a todo el mundo le gusta el sabor dulzón, así que esta vez he añadido un poco de caldo vegetal. Espero que os guste ;)

Una crema con pocos ingredientes para conservar el sabor auténtico de la calabaza


 

 

Ingredientes (Para 4 personas)
    La crema

  • 1,5 kg de calabaza
    (peso con corteza)
  • 250 ml agua
  • 200 ml nata liquida
  • 200 ml caldo vegetal
  • Sal
  • Aceite de oliva (opcional)
  • Los picatostes

  • ½ barra de pan viejo
  • 2 ajos
  • Aceite de oliva
  • Ingredientes opcionales

  • 3 a 4 ramitas de perejil
  • Nata fresca (crême fraiche)


 

Elaboración de la crema

1Aflojamos el centro de la calabaza y la vaciamos con ayuda de una cuchara.

2Cortamos la calabaza en rodajas y quitamos la corteza.

3A Continuación la troceamos en dados grandes.


4Introducimos la calabaza troceada en una olla y añadimos el agua.

5Sazonamos y en cuanto empiece a hervir tapamos y cocinamos a fuego medio durante 20 a 30 minutos.

6El tiempo de cocción dependo del tamaño de los trozos, está listo cuando los dados de deshagan.


7Con ayuda de una Minipimer haremos el puree añadiendo poco a poco la nata….

8…y finalmente el caldo vegetal hasta conseguir el espesor deseado. Opcionalmente podemos añadir una cuchara de aceite de oliva.


 

Preparación de los picatostes

1Cortamos la barra de pan en dados. Apartamos.

2Cogemos dos dientes de ajo, enteros y con piel, y hacemos una pequeña inserción en medio.

3Calentamos una sartén con abundante aceite de oliva e introducimos los ajos. Dejamos que se fríen aprox. un minuto.


4Introducimos el pan y lo freímos con cuidado. (Aproximadamente 1 minuto)

5En cuanto veamos que el pan se empieza a tostar lo sacamos con la espumadera…

6…y los depositamos en un plato forrado con papel de cocina. Echamos un poco de sal y listo.


 

Opcional: Perejil frito

1Picamos finamente las hojas de perejil y las introducimos en un pequeño colador de metal.

2Calentamos aceite en un cuenco. El aceite tiene la temperatura correcta cuando, introduciendo un cucharón de madera, salgan ligeras burbujas.

3Inclinamos un poco el cuenco e introducimos lentamente, con mucho cuidado, el colador con el perejil.


4Introducimos solo unos segundos. Debe quedar crujiente. Si lo dejamos demasiado tiempo, perderá color y sabor.

5Dejamos escurrir sobre un trozo de papel de cocina.

6Espolvoreamos encima de los picatostes, o directamente sobre la crema


 

  • Cuando quitamos la piel o cáscara de la calabaza, hay que trabajar con mucho cuidado. La corteza es muy dura, y hay que tener cuidado que no se nos escurra el cuchillo y no cortemos.
  • Si queremos aprovechar al máximos la calabaza, no tires las pipas. Las puedes limpiar y luego tostar… otro manjar ;)
  • Debemos tener muchos cuidado a la hora de freír los picatostes. Cuando empiecen a tostarse, se deben retirar con rapidez, dado que se pueden quemar en un “visto y no visto”. Incluso mientras los sacas, os aconsejo ya apagar el aceite.
  • Para freír el perejil, podemos utilizar el miso aceite donde habíamos frito anteriormente el pan. Cuélalo antes para eliminar las migas de pan.
  • Si no nos gustan los picatostes, o si por cuestiones de dieta preferimos no tomarlos, podemos dar un toque diferente a la crema añadiendo una cucharadita de nata fresca. Contraste con el sabor dulce de la calabaza y resulta agradable al paladar.

Síguenos en: