Cumpleaños con un puesto de trabajo bajo el brazo

Alemán

Mi hija, en cierto aspecto, no podía estar más contenta este año… cumplía 23 años y por fin se acercaba a la tan anhelada independencia, y como todo el mundo sabe, esto no se consigue cumpliendo años, sino encontrando un trabajo, una tarea bien difícil en lo tiempos que corren, pero justamente esto es lo que ella había logrado dos semanas antes!! Una nueva etapa está empezando, este puesto ha sido la recompensa por muchos años de estudios, trabajo, dedicación y compromiso! De momento en Ogilvy, le han acogido con los brazos abiertos, el resto está en sus manos. ;)
 
Con su tarta de cumpleaños quería subrayar justo esta ilusión que está viviendo, y que le vino como un regalo! Felicidades Celia!
 


 


 

 
La tarta estaba rellena de mousse de pera con trocitos de fruta y crema de chocolate (mezcla de crema pastelera, chocolate negro y nata montada)…muy sabrosa!