Mousse de vino tinto

Alemán


 
En estas fechas todo el mundo está en busca de algún plato especial. Hay quien busca un buen entrante, un buen plato principal, y hay quien centra su atención en un postre que encaje bien con los platos anteriores.

Pues yo os tengo preparado hoy un postre bien rico, eso sí, solo apto para adultos. Se trata de un mousse muy muy ligero de vino tinto que se deshace en la boca y encaja casi con cualquier plato festivo. Es fácil de preparar, y seguro a vuestros comensales les va a encantar.

 

Ingredientes
(para 8 – 10 raciones)
  • 3 huevos
  • 80gr azúcar
  • 5 hojas de gelatina
  • 225 ml vino tinto
  • 150 ml zumo de frutos del bosque
  • Zumo de ½ limón
  • Una cuchara de azúcar de vainilla (aprox. 15 gr)
  • 200 ml nata
  •  
    Para decorar

  • 100ml nata con 1 cucharadita de azúcar de vainilla
  • Virutas de chocolate
  • Alguna fruta roja (opcional)



 

Ligero y sabroso, ideal para nuestro menú navideño!

 

Paso a paso

1Antes de empezar, remojamos las hojas de gelatina en agua. Procura que queden totalmente sumergidos.

2A continuación separamos los huevos y apartamos las claras hasta su posterior uso.

3Introducimos las yemas en un bol y batimos a velocidad máxima junto con el azúcar.


4Debemos batir como mínimo 5 minutos hasta que hayamos conseguido una masa esponjosa y blanquecina.

5Sacamos la gelatina remojada, la escurrimos y la introducimos en un pequeño cuenco de cristal.

6Introducimos al microondas y calentamos a potencia mínima lo justo hasta que la gelatina se haya disuelto, serán solo unos segundos (no debe hervir).


7Añadimos la gelatina liquida sin dejar de batir. (Importante)

8A continuación añadimos el vino, el zumo de frutas rojas y el zumo de limón.

9Una vez mezclado todo, guardamos en el frigorífico hasta que empiece a cuajar (unos 15 a 20 minutos)


10Un poco antes de terminar el tiempo de reposo de la crema, vamos montando la nata hasta conseguir una consistencia firme.

8Luego montamos las claras a punto de nieve. Añadimos hacía el final el azúcar de vainilla y seguimos batiendo hasta que se haya disuelto.

9Sacamos el bol de la nevera, añadimos la nata y el merengue que acabamos de hacer y mezclamos todo.


13Lo haremos con movimientos envolventes hasta conseguir una crema suave y homogénea.

14Rellenamos los cuencos individuales y dejamos reposar en la nevera un mínimo de 2 horas.

15Antes de servir, decoramos con nata montada, o fruta según gusto. ¡Buen Provecho! ;)


 

  • Lo aconsejable para conseguir un color vivo del mousse, es utilizar gelatina de color rojo, pero es muy difícil encontrar en España. Opcionalmente, y en caso de que el color nos parezca demasiado pálido, podemos añadir un poco colorante alimenticio.
  • Cuando calentamos la gelatina en el microondas, es importante de que no hierva ya que con ello se pierde su cualidad gelificante
  • Cuando dejamos enfriar la crema inicial en el frigorífico, conviene dar vueltas cada 5 minutos, sino nos arriesgamos a que los bordes cuajen antes que el resto. Esperamos lo justo hasta que tengamos una crema ligeramente espesa,si cuaja demasiado, nos será difícil mezclarlo con el resto de los ingredientes de manera uniforme.
  • Recomiendo usar un vino tinto suave. Yo hice la receta la primera vez solo con vino, pero me resultó demasiado fuerte y amargo, por ello opté por rebajar la cantidad y sustituirla por zumo de frutas rojas.
  • Como podéis observar en las fotos, por un lado he rellenado cuencos individuales según explicado en el paso a paso, pero también podemos guardar el mousse un cuenco grande, y luego sacar con una cuchara unas bolas alargadas y servirlos en platos planos.

Síguenos en: