Muffins de limón

Alemán

 

Siempre estaba en busca de la típica madalena para el desayuno. He hecho varios intentos, pero nunca me convencieron del todo… Mi hija una y otra vez insistía que debían ser de limón, que eran los mejores, así que hoy me volví a armar de valor, saqué mis libros de cocina, sobre todo mi “Biblia de la cocina” que me traje hace 27 años de Alemania, busqué, combiné e inventé… Esto es el resultado!
La prueba de fuego siempre es mi Familia, y…. hoy por fin! Prueba superada!! ¡Les encantaron a todos y somos cinco, que no es poco! Ahora solo me queda que os gusten a vosotros, espero que así sea. ¡Buen provecho!

 

Ingredientes (Para 12 muffin)
  • 2 huevos L
  • 140 gr azúcar
  • 140 gr mantequilla
  • Ralladura de 2 limones
  • 1 yogur
  • 160 gr de harina
  • 30 gr de maicena
  • ½ cucharadita (tsp.) levadura en polvo
  • ½ cucharadita (tsp.) bicarbonato
  • 2 cuchara de azúcar glass (para decorar)
  • virutas de limón (para decorar)



 

Ligeros y jugosos! Un auténtico manjar para un buen desayuno

 

Paso a paso

1Antes de empezar preparamos la bandeja especial para muffins y précalentamos el horno a 180Cº

2Rallamos la cáscara de 2 limones y apartamos.

3Juntamos y tamizamos en un cuenco la harina, la maicena, el bicarbonato y la levadura en polvo. Apartamos.


4Calentamos en el microondas a potencia baja la mantequilla (no debe hervir). Apartamos.

5Cascamos los dos huevos en un bol y batimos a velocidad máxima.

6Incorporamos poco a poco el azúcar. Seguimos batiendo hasta conseguir una masa espumosa y blanquecina.


7Una vez conseguido a consistencia requerida, bajamos la velocidad y añadimos la ralladura de limón y el yogur.

8A continuación echamos cuchara por cuchara la mezcla de harina…

9…alternando con la mantequilla liquida. Seguimos batiendo a velocidad mínima hasta que todo quede bien integrado.


10Al final nos aseguramos con una espátula que todo esté bien mezclado y vertemos la masa en un dispensador o una manga pastelera.

11Rellenamos los moldes aproximadamente con tres tercios de su capacidad.

12Introducimos al horno precalentado durante 15 a 20 minuntos.


13Suelen estar hecho en cuanto estén bien tostados por arriba, pero te puedes asegurar con la “prueba del pincho”.

14Traspasamos los muffins a una rejilla. Espolvoreamos con azúcar glass en cuanto estén totalmente fríos.

15Decoramos con un poco de virutas de limón. ¡Pruébalos recién hechos, no te va a arrepentir! ;)


 

  • Podemos sustituir la mantequilla por aceite girasol
  • Como podéis ver, suelo usar un dispensador de masas para llenar los moldes. Lógicamente no es un utensilio imprescindible, pero yo me lo compré hace poco, y estoy feliz. Adiós a los manchones de masa en los bordes, adiós al relleno irregular… todo se vuelve súper fácil y os lo recomiendo de corazón. ;)
  • La famosa “prueba del pincho” que seguramente conocéis, consiste en pinchar el muffin con un pincho de madera, si sale sin grumos, está listo, sino, déjalo algunos minutos más.

Síguenos en: