Puré de manzana

width=
 

El puré de manzana es muy sano y facilísimo de preparar. Lo podemos utilizar como postre o bien como guarnición para carnes.
Aunque suene raro, en Alemania por ejemplo, es usual servirlo como acompañante para carnes de caza o aves como el pato o el ganso.
 
A mi personalmente me vuevle loca como postre. Con un poco de nata montada encima está delicioso!

 

Ingredientes
  • 1.500 gr de manzanas
  • 125 ml agua
  • 2 ramas de canela
  • 5 gr clavo en grano
    (aprox. 15 a 20 clavos)
  • 80 gr azúcar moreno
    (3 a 4 cucharas)


width=
 

Con un poco de nata montada encima está delicioso!

width=

1Preparamos todos los ingredientes.

width=

2Pelamos las manzanas y los partimos en cuartos…

width=

3…eliminando el corazón de la manzana. Echamos todo en un olla.


width=

4Introducimos el clavo en un colador de té o algo parecido…

width=

5…y lo añadimos al cazo junto con la canela en rama.

width=

6Añadimos el agua y lo ponemos al fuego.


width=

7Dejamos a fuego moderado unos 10 a 15 minutos con la olla tapada.

width=

8Una vez comprobado que la manzana esté blanda, retiramos la canela y el clavo.

width=

9Añadimos el azúcar y trituramos con la Mini Pimer según gusto.


width=

10En caso que no consumamos todo en el momento, podemos envasar en unos vasos herméticos.

width=

11Para ello llenamos los frascos con el puré muy caliente, cerramos con fuerza…

width=

12…y dejamos enfriar boca abajo.


 

  • Para evitar el cambio de color de la manzana, podemos añadir unas gotas de zumo de limón
  • La medida del azúcar es orientativo y depende mucho de los tipos de manzanas que utilizas. Lo mejor es ir probando a la medida que lo añades, pero ten en cuenta que la dulzura remite un poco una vez frío.
  • La conservación del puré en frascos herméticos es muy recomendable, pero ten siempre en cuenta que solo un correcto envasado, garantiza una larga conservación. Es muy importante que el puré de manzana esté muy caliente a la hora de llenar los frascos. Una vez frío observa si la tapa se ha metido ligeramente hacía dentro, esto indicaría que sí se ha creado un vacío correcto. Si en cambio la tapa sigue recta, es probable que no es así. En este último caso debes consumirlo en un plazo de una semana, el resto te aguantará meses.
Síguenos en: