Tarta crucigrama

Esta tarta fue un encargo muy especial de Marisa, mama de Alex, protagonista de la primera tarta publicada en mi nueva sección repostería creativa. Marisa tenía planeada una fiesta familiar con ocasión del 19 cumpleaños de su hija, con la idea de involucrar a todos los invitados en una especie de juego que resultó ser un crucigrama con 19 preguntas personalizadas y claves en la vida de Alex. ¡Me pareció una idea preciosa!
 
Marisa me pidió “…una tarta selva negra de la toda la vida… y encima del chocolate negro, cuadraditos de chocolate blanco haciendo el crucigrama”. Claro, así dicho parecía todo muy fácil, pero me pregunté: Si es un juego en el que todo el mundo debe participar, y la tarta se convierte en “tablero de juego”, ¿como voy a hacer una selva negra típica con nata y chocolate alrededor?, ¿como van a poner la gente las palabras? Bueno, al final me decidí cubrir la tarta selva negra con fondant de chocolate y elaborar el crucigrama igualmente de fondant. Solicité a Marisa las respuestas y me puse a hornear mini galletas con el Abecedario. Así todo el mundo pudo colocar sus respuestas realmente encima de la tarta, rectificar y mover las fichas si hiciera falta. Me parecía más adecuado, limpio y higiénico…
 
Debido al crucigrama, la tarta finalmente resultó más grande de lo requerido, pero hacer las fichas más pequeño era ya casi imposible, al fin al cabo debían ser manejables ja ja … ¡Según me contaron la tarta ha sido todo un éxito, y me alegro mucho! Sobró un poco, pero eso era lo de menos!! … es más el día siguiente me acercaron un trocito para poder probarla! ( Gracias ;) )


 

De regalo, 19 palabras de tu vida! Un crucigrama muy personal”

1Esto era casi como hacer bricolaje técnico … Cortar la masa con cuter y regla en pequeños cuadrados de 12mm. Tenían que ser exactos, para luego no llevarse sorpresas.

2Antes de meterlos en el horno los separé para que no se pegasen.

3Las piezas para la caja antes del horneado. Calculé para el ancho justo 3 piezas de fichas.

4En total tenía que glasear unos 102 fichas. Dibujé primero el borde y lo rellené con glasa clarita y más liquida. Las letras se pintan enseguida para que se “hunda” la glasa y quede una superficie totalmente lisa.

5Es importante dejarlo secar del todo antes de manipularlas y sobre todo apilarlas. Yo las dejé secar durante una noche entera en el horno sin calor pero sí con la luz encendida, así se desprende un poco de calor y secan mejor.

6Para montar la caja “limé” los ejes en angulo y los pegué con glasa… tuve un pequeño error de calculo en la altura de los bordes. Con el fondo montado medían justo la altura de una ficha, ¡pero yo tenía que apilar dos!… el “mantelito de encaje” me salvó… ;)


7El día antes de la fiesta, ya era hora empezar con la tarta. Medida 30x30cm

8Hice tres planchas de biscuit de chocolate. Los hornee por separado.

9Hmmm que rico! el relleno de mi receta “Tarta Selva Negra, especial San Valentín


10No tengo fotos de como cubrí la tarta… era muy grande y estaba un poco atacada como para encima hacer fotos… ;) . Para elaborar el crucigrama, coloqué primero una plancha negra de fondo. Si colocaba luego los “campos” del crucigrama un poco separado, podía conseguir el efecto de linea negra al rededor del cuadrado.

11Me había impreso el crucigrama en papel a la medida necesaria lo que me sirvió de guía para recortar con mucha precisión los campos del crucigrama.

12Luego ya solo me quedaba colocar los cuadrados uno por uno para terminar el crucigrama, pegar la caja de fichas y hacer los rótulos. ¡Terminada!